Tamara Sternberg: La hija de los libros, en la tele

Tamara Sternberg heredó de su padre Moisés la pasión por los libros. Es la directora del sello que lleva el mismo nombre que la vieja librería familiar, El Emporio. Además, produce y conduce Siete puentes con Tamara, por El Doce.

El Emporio no estuvo ajeno a los buenos resultados que el 2013 deparó a las editoriales cordobesas. Su directora, Tamara Sternberg, quien heredó de su padre Moisés la pasión por los libros, confirma que el sello sigue su curva de crecimiento, con la expansión del negocio a otros formatos como la televisión: desde Siete puentes con Tamara, la editora propone una serie de diálogos con escritores, periodistas y ensayistas.

Además, adelanta los proyectos para este año, que incluyen novedades y algunas sorpresas.

–¿Cómo fue el 2013 para su sello?
–Fue realmente muy bueno. Los escritores que ya estaban posicionados terminaron de consagrarse, y hemos descubierto nuevos autores que nos están dando grandes satisfacciones. Nuestros libros se han vendido muy bien tanto en Córdoba como en el resto del país, e inclusive hemos exportado a países como Uruguay. Además, como editorial hemos participado en acontecimientos culturales de la talla de la feria internacional del libro de Buenos Aires y también en la feria internacional del libro de Guadalajara.

–Además hubo un experimento en la tele.
–En el 2013 comencé con mi programa, que se emite semanalmente por El Doce, y va a continuar también este año. Es un producto producido y conducido por mí, que ha tenido una hermosa respuesta por parte de los televidentes. Es un programa de entrevistas a referentes de la cultura (escritores, intelectuales, artistas), en los que trato de tender un puente, de ahí el nombre, entre los personajes y el público, mostrar la otra cara, su intimidad, sus gustos. Algunos de los invitados del año pasado han sido Pablo Rossi, Ceferino Reato, Luis Alberto Lacalle, Reyna Carranza, Marcos Aguinis y Chanti. El programa también se puede ver en YouTube o por la web 7puentes.tv.

–¿Cuáles fueron los títulos más relevantes de 2013?
–Te puedo nombrar, entre otros, libros como El secreto del guerrero, de la escritora Reyna Carranza. El Sacramento, de Fernanda Pérez. Pandora, de Matías Cortez. El ascensor, de Mariano Pereyra. Prohibido prohibir, de Carola Ferrari.

–¿Podría nombrar libros editados por otros sellos cordobeses que le parezcan importantes?
–Las editoriales cordobesas estamos haciendo un muy buen trabajo, cada una con sus formas y perfiles. Pero el trabajo en El Emporio se realiza sin mirar para los costados, la idea es poder generar cosas nuevas desde nuestro propio lugar.

–¿Cuál es su opinión sobre las políticas públicas de fomento a la edición de libros en Córdoba?
–Hace un par de años recibimos el fondo estímulo para editoriales por una obra de Susana Romano Sued. Esa fue la última vez que tuvimos noticias sobre políticas de fomento. Nuestro trabajo se realiza con nuestro propio esfuerzo. Pero nos gustaría que nos informen si dichas políticas existen realmente y cómo podemos acceder a ellas.

Novedades
–¿Podría adelantar títulos que tengan su edición confirmada para 2014?
–Vamos a continuar con nuestra línea de novelas históricas y románticas. Además, vamos a armar una serie especial de novelas policiales para acompañar el Festival de novela, teatro y cine policial que se realizará en abril. En el primer semestre vamos a publicar un libro del periodista Marcelo Arbillaga. También Desarraigo, de Silvina Ruffo, una novela romántica que va a dar que hablar; Ishtar, la primera parte de una trilogía de novelas históricas sobre los vikingos; una versión corregida y extendida de Urgencias del pizarrón, del poeta Pecas Soriano y un libro muy especial del médico pediatra Enrique Orchansky. Además estamos próximos a comenzar una colección juvenil que tendrá características totalmente innovadoras.

Fuente: LaVoz.com.ar

Deja un comentario